Opinión
Por Marcelo Vera , 5 de junio de 2023 | 10:56

[Opinión] En defensa de lo privado

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de un año
Compartir

José Miguel Serrano, economista.

Comenzamos a recorrer nuevamente un camino complicado, pero que nos podría conducirá a tener una Constitución más moderna, elegida por la gente. Ahora será necesario cambiar el énfasis que debemos darle a nuestras vidas para mantener la normalidad, sin estar permanentemente preocupados por asuntos constitucionales que no van a modificar las condiciones sociales ni económicas en el corto plazo, sino que en varios años más. Lo que se requiere en estos momentos es trabajar, y proteger nuestras fuentes laborales. 

Por lo tanto, no podemos permitir que se destruyan estructuras privadas como la industria del salmón, por ejemplo, bajo la excusa de intentar proteger áreas silvestres que ya están protegidas; o la minería, asignándole más carga tributaria para agrandar un Estado enorme y “todocontrolador”. Actualmente, se escucha a personeros y partidarios del gobierno hablar reiteradamente contra las grandes empresas, como si éstas fueran las que mueven toda la economía nacional y manejan nuestras vidas. Pero éstos críticos de las empresas, y del sector privado en general, soslayan el hecho que son las MiPymes las que más sufren con algunas de las medidas irreflexivas de quienes tienen una visión estatista de la economía, pues ellas son las que tienen una mayor fragilidad económico/financiera. En Chile hay cerca de 1.100.000 micro, pequeñas y medianas empresas formales, mientras que las grandes compañías suman sólo 14.200. Del total de MiPymes catastradas por el SII, el 77% son micro empresas, es decir pequeños emprendimientos individuales o familiares, muchos de los cuales están padeciendo en carne propia los rigores de una economía estancada y de la inseguridad creada por la violencia criminal. En Santiago, el sur, y de manera especial en el norte del país. 

Las quiebras pueden ser muchas, pero lo más preocupante es el desempleo que dicha destrucción económica produce en el sector privado, y la fuerte concentración de nuevos trabajos en el aparato estatal. La mayor parte de estos últimos no son empleos permanentes, y además, al no autofinanciarse pues el Estado no genera ingresos suficientes, requieren que todos los chilenos y chilenas (y sus empresas) aporten más y más recursos vía impuestos, para sostenerlos. A nivel regional, esta situación podría ser más dramática aún, ya que en las regiones del país las MiPymes representan un mayor porcentaje del total de empresas privadas, puesto que las grandes y medianas compañías están fuertemente concentradas en Santiago. 

Cuidemos entonces a las empresas privadas. Las más importantes creadoras de empleo en Chile son las MiPymes, generando entre un 65% y 70% de los puestos de trabajo a nivel nacional. No existe justificación para seguir perjudicándolas, a ninguna en realidad. Una cosa es querer realizar cambios sociales significativos, y necesarios quizás, y otra muy distinta es crear incertidumbre económica. “Por la boca muere el pez”, reza un antiguo adagio. Los adultos deben tomar consciencia de esta situación y conversar al interior de la familia, para consensuar un entendimiento acerca de cuán necesaria es la protección de la industria, del comercio, de la propiedad privada. 

Estamos en un momento crítico de nuestra historia, con un inmenso drama humano asociado a la violencia y el crimen organizado. Queremos cambios económicos y mayor grado de justicia social; para lograr este objetivo, no tiene nada de positivo dedicarse a combatir lo privado. Si deseamos crear más valor socioeconómico,  es de suma importancia que el gobierno, y los políticos en general, se pongan las pilas y comiencen a establecer las condiciones mínimas de certidumbre y orden público ante la violencia, necesarias para volver a producir en plenitud

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario De Puerto Montt, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Diario de Puerto Montt | Fono: (065) 2281000 | Email: puertomonttdiario@gmail.com

Powered by Global Channel